4D-Una mirada multidimensional desde los territorios

4D Es nuestro nuevo canal de divulgación que estará para brindarte información detallada de las realidades en las regiones donde hacen presencia nuestras Fundaciones. Esto desde una mirada multidimensional, es decir, económica, social, ambiental y humana. En esta oportunidad lo invitamos a que conozca uno de los proyectos de la Fundación del Alto Magdalena y sus aliadas:


Boletín No. 1

Seguridad alimentaria de la mano con la  protección del DMI- La Tatacoa

Fundacion del Alto Magdalena

Ecopetrol,  la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena y La Fundación del Alto Magdalena han invertido $411.686.000 pesos para la conservación de las coberturas del bosque seco tropical del Distrito de Manejo Integrado (DMI) Ecoregión de la Tatacoa en el Departamento del Huila.

El Valle de las tristezas, también conocido como el “desierto de la Tatacoa” en el norte del departamento del Huila en Colombia, realmente es un bosque seco tropical. Las 35.830 hectáreas que la conforman se mezclan entre pinceladas de color rojizo y gris con las estrías y cañones que pule el agua y que esconde la evolución histórica y paleontológica de la región, lo que la convierte en una zona de valor científico, cultural, turístico y ambiental.

A pesar de estas características, la ecoregión se ha visto afectada ya que carece de proyectos sustentables con el ecosistema. Bajo esta preocupación nace el interés de Ecopetrol, la Corporación Autónoma del Magdalena y la Fundación del Alto Magdalena de aunar esfuerzos para conservar, restaurar y manejar sosteniblemente los recursos naturales, de tal forma que los sistemas de producción permitan conservar las áreas del bosque seco tropical de las veredas de Hato Nuevo, Polonia, Doche, Manguita, Cabuyal, Cuzco, Palmira y el Líbano del municipio de Villavieja; así como la Espinaloza del municipio de Caballeriza de Baraya y el Resguardo Indígena Pijao  – Tatacoa.

En los espacios de diálogo con la comunidad, se encontró que una de las problemáticas del Distrito de Manejo integrado (DMI) Ecoregión la Tatacoa, se debía a  la ganadería, actividad que provoca un proceso de erosión acelerado, lo que exigía estrategias alternativas de producción que lograra mitigar la erosión, a la vez que permitiera brindarle seguridad alimentaria a la población.

Fue así que se establecieron 5 Bancos de Forraje de 2.500 m2, la construcción de 5 establos y la instalación de 5 bebederos sustitutos, lo que ahora permite disminuir la presión y la perdida de la cobertura vegetal, consecuencia del pastoreo extensivo.

De igual forma, se encontró una disminución en las especies vegetales nativas, por lo cual se implementaron actividades de Apicultura Ecológica Comunitaria por medio de 11 apiarios.  Una iniciativa de trabajo simbiótico; donde las abejas mediante su acción polinizadora permiten un aumento de la velocidad de restauración de la flora de la ecoregión, al mismo tiempo que ofrece una alternativa de producción con impacto ambiental positivo a las comunidades, mejorando su seguridad alimentaria y sus ingresos por las ventas de excedentes de cosechas y miel.

Trabajo con los apiarios

Así, siguiendo con la línea de los procesos integrales, las entidades realizaron el rescate de especies forestales a través de un vivero transitorio que funcionó como dispensario genético para apoyar la seguridad alimentaria de la población; “Conocimos las especies que se dan en la zona y ahora hemos invertido para el futuro sembrando árboles frutales, yuca, colinos y huertas” Explica Juan Manuel Ramírez, uno de los 287 beneficiarios del programa de seguridad alimentaria en donde se establecieron 10 huertas de 1.000 m2 con especies de cilantro, tomate, lechuga, orégano, pepino y albahaca; plantas semestrales como la yuca y el plátano, además de árboles como el cacao, guanábano y cítricos.

Otra de las características de la ecoregión es su baja precipitación, por lo cual se desarrollaron pruebas piloto para el uso eficiente del recurso hídrico con especies promisorias de largo plazo, es decir, “especies nativas de gran valor cultural, medicinal y económico pero que  aún no son comerciables, como por ejemplo, las pecas de sábila, los frutos y las semillas del marañon. Estas plantas, como otras se establecieron en dos parcelas de 2.500 m2 con un sistema de riego por microasperción, en la vereda La Espinaloza del municipio de Baraya.

El fin del proyecto fue entregar a los beneficiarios plantas con doble fin; a la vez que aportan a la alimentación de las familias, contribuyen a la crianza de sus ganados, “cuando las familias llegan a sus huertas pueden encontrar las yucas con doble propósito, una variedad que además de dar buen tubérculo, también aporta buen forraje para el ganado. Para el caso de las cercas vivas se usó el matarraton, que tiene la característica de ser un árbol forrajero (funciona como alimento para el ganado) y melífero (producción mielera). Otro de los casos es la Leucaena, árbol que tiene la facultad de ser proteínico para los animales, además de insumo para abonar los cultivos gracias a su alto contenido de nitrógeno” Explica Oscar Almanza, agricultor y gestor del vivero transitorio.

  

Vivero transitorio                              Trabajo con la comunidad

Por supuesto muchas de estas plantas son resistentes al clima, pero no se escatimaron esfuerzos por el cuidado y la administración hídrica de la región, así nuestra Asociada, La Fundación del Alto Magdalena y sus aliadas aseguraron que esas iniciativas contaran a largo plazo con reservas hídricas mediante la creación de sistemas de reservorios secuenciales que embalsaron más de 30.0000 m3 de agua útil, que contribuyen a mejorar la oferta y el manejo de recursos hídricos para las familias beneficiarias del proyecto  y sus actividades.

Finalmente en el resguardo indígena Pijao-Tatacoa se realizó el aislamiento de 10 ha de bosque seco tropical con presencia de manantiales, esto con el fin de conservar el recurso agua, mejorar la conectividad de bosques y disminuir la fragmentación de hábitat para las especies de fauna presentes en la zona.

                      

Cercas vivas en el resguardo indígena Pijao            Sistemas de Reservorios Secuenciales de agua


Copyright *|2015|* *|@afpetroleo|*, All rights reserved.

Paola Jinneth Silva Melo
Comunicaciones@afpetroleo.com
Cel. 3112043106